Planificación del agua

Estudio de alternativas para las necesidades de riego y abastecimiento de agua de boca e industria en la Ribera

El estudio “Definición de alternativas para las necesidades de riego (fases 1, 2 y 3) y abastecimiento de agua de boca e industria (fases 1 y 2) en la Ribera” consta de dos partes, una dedicada al riego realizada por la empresa pública INTIA y otra al abastecimiento de agua de boca e industria redactada por NILSA.

Durante los meses de febrero y marzo de 2017 el Gobierno de Navarra va a convocar a las entidades locales y regantes incluidos en el ámbito del estudio  para presentar las diferentes alternativas y los costes de inversión y explotación de cada una de las opciones.
Se iniciará así un proceso de consultas oficiales con los futuros usuarios, de manera que en julio de 2017 queden precisados los compromisos de las partes.

Abastecimiento de agua de boca e industria
El estudio ofrece una recopilación de toda la información del propio Gobierno de Navarra y sus entidades y sociedades públicas, así como datos de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Recoge también las encuestas y entrevistas con todas las entidades involucradas en la Ribera. Realiza, asimismo, un minucioso análisis de la información recopilada y propone seis alternativas para mejora del suministro de agua para consumo urbano e industrial en la Ribera de Navarra.

(con fecha 17 de enero se sustituye el documento resumen por el documento completo)

Alternativas para el riego
El primer bloque analiza los recursos hídricos existentes en la Ribera de Navarra que puedan atender a las zonas regables actuales o de futura creación. Se han estudiado las cuencas inferiores del Alhama  y del Queiles y la cuenca del Ebro medio. Se ha recopilado información sobre la calidad del agua en estas cuencas, de acuerdo a los objetivos medioambientales que recoge la Directiva Marco del Agua. Han sido analizadas, a su vez, las dotaciones de agua de riego suministradas por las infraestructuras hidráulicas o canales existentes en el ámbito de estudio y se ha entrevistado a los responsables de su gestión.

El segundo bloque ha consistido en un proceso participativo, a través de encuestas, que ha permitido conocer las necesidades de los regadíos de la Ribera de Navarra y canalizar sus demandas, contando con el conocimiento de los agricultores titulares de las explotaciones agrícolas de los 24 municipios que componen el área de estudio y el de los representantes de 53 comunidades de regantes.

Y, en el tercero, se han planteado distintas alternativas de suministro para la satisfacción de las demandas y déficits detectados en cada una de las comunidades de regantes.