Re-planteamiento de la enfermedad mental y humanización de la medicina psiquiátrica

Proceso de participación: 
III Plan de Salud Mental 2019-2023
Ámbito: 
Profesional de la Salud
Texto: 

Mi sugerencia es un re-planteamiento integral del concepto de salud mental actual así como el concepto de enfermedad mental. Actualmente, el modelo vigente pero obsoleto y caduco trata a la persona "diagnosticada" con una enfermedad mental de una forma inhumana e indigna, sin respetar su derecho de autonomía, beneficencia, no meleficiencia y justicia tal y como se desprende de los principios bioéticos que deberían estar presentes en cualquier relación interpersonal.
Esto se evidencia en numerosas prácticas tales como: ingresos forzosos ( acaso son animales? y ni aun así estaría justificado), medicación contra su voluntad, no respeto por su derecho de autonomía para decidir sobre su tratamiento, estigma de "enfermos crónicos".

Considero estamos en un momento donde nuevos modelos más coherente y éticos se están imponiendo indefectiblemente sobre los viejos métodos, los cuales han dejado clara constancia de su escasa o nula efectividad a la hora de contribuir a algún tipo de mejora respecto a la enfermedad mental. Estos nuevos modelos como el modelo Finlandés ( Laponia) basado en el " DIÁLOGO ABIERTO" y multidisciplinar de los grupos formados tanto por las personas afectadas, sus familiares y por diversos profesionales de la salud ha resultado con creces mucho más exitoso que el modelo "farmacológico" actual, reduccionista y de visión limitada. El modelo Finlandés no "ata " a las personas y les concede el derecho a elegir si quieren ser medicados o no, tampoco ingresan a las personas sino que se les mantiene en sus casas con una buena cobertura familiar y/o terapeútica.
No se trata de hacer grandes cosas, sino de usar el sentido común y la lógica, algo que no quisiéramos nos hicieran a nosotros no hacer a otros seres humanos. No puede estar todo bajo los intereses de las grandes farmaceúticas, demostremos como profesionales sanitarios tener una mayor ética y coherencia que ellos. Lo que es imperante definitivamente es mi opinión es terminar con prácticas obsoletas, inhumanas y fuera de contexto ya en los tiempos en los que estamos ( TEC, sujección mecánica, ingresos forzosos, medicación involuntarias, psiquiatras "sordos" a la petición de otro ser humano igual que ellos.
Esto es inadmisible ya.

Existen nuevas visiones en el ámbito de la salud y de la ciencia como es la Nueva Medicina Germánica ( Hamer 1980) la cual ya muchos profesionales de la salud la están comenzando a integrar en sus prácticas diarias y que arroja mucha luz acerca de procesos biológicos ( "enfermedades") que hasta ahora no habíamos comprendido y que habíamos malinterpretado como enfermedades y encima incurables.

La medicina y la ciencia actual necesita abrirse a nuevos horizontes.